“Queremos que tengan éxito”

La vuelta al cole y el éxito académico

  1. él éxito consiste

Para un niño, la vuelta al cole quizás sea el acontecimiento más importante del año. Todos los padres quieren que ese nuevo año académico transcurra con éxito. Pero, ¿qué significa que tu hijo tenga éxito en la escuela? Muchos padres se equivocan cuando consideran que su hijo ha tenido éxito ese curso simplemente por llegar a casa en junio con todas las asignaturas aprobadas. Pero eso no es el éxito.

El éxito consiste en ir sumando esfuerzos día a día. Y esto, aplicado a la escuela, significa muchas cosas. La escuela es como una carrera de fondo: no llega antes quién más rápido corre, sino quien puede mantener el ritmo durante más tiempo.

El éxito es…

Que día a día vaya ilusionado a la escuela, y que vuelva a casa animado, ansioso por contarnos experiencias.

Que disfrute enseñándonos sus trabajos. Y, lógicamente, que siempre haya alguien dispuesto a escucharle atentamente y a darle protagonismo a lo que quiera que sea que para él es importante.

Que se enorgullezca por cada una de sus notas y, sobre todo, por cada uno de sus esfuerzos.

Que viva sin miedo a enseñar una mala calificación, porque sabe que a sus padres no les importan las apariencias, ni “presumir” de hijo, sino que se centran en lo que ven cada día, mucho antes de que el examen llegue.

Éxito es que sus padres vean sus tareas como el trabajo más importante del mundo, que se sienta protagonista y especial, solamente porque ha puesto todo su empeño en hacer bien ese ejercicio, independientemente del resultado.

Éxito es que sea autónomo, que sepa pedir ayuda, y que nosotros sepamos dársela solamente cuando realmente la necesita.

Éxito es permitirle fracasar, y alentarle para que corrija sus propios errores, sin culpabilidad, sin miedos, entendiendo que aprender y equivocarse van de la mano.

Éxito no es que saque más nota que su compañero de pupitre, éxito lo obtiene cuando consigue mejorarse a sí mismo, sabiendo que sus padres están atentos para ver y reforzar su más mínimo signo de evolución.

Es mucho más que esforzarse el día antes del examen, es querer aprender, sin importar el día.

El día de las notas no es el momento de lamentos, dramas o decepciones, ya que nunca debería pillarnos por sorpresa. Las notas son ni más ni menos que el resultado de un trabajo que ha debido valorarse y potenciarse durante todos y cada uno de los días del año.

Por eso, según mi opinión, el día de las notas debería ser el menos indicado para lanzar sermones y discursos interminables, todos los demás días son la clave de su éxito. Ese día “final” debería estar pensado únicamente para felicitarle una vez más si sus notas son positivas, pero nunca para reñirle ni castigarle si sus notas son negativas. Hay otros 364 días al año para preocuparse por su rendimiento.

El éxito es una carrera de fondo, en la vida y en la escuela, donde cada paso cuenta, y cada paso contribuye al resultado final, siendo más importantes las pisadas que la línea de meta.

El éxito consiste en ir sumando esfuerzos cada día. Nunca te olvides de alentarle en cada uno de sus pasos.

Sobre el Autor

Zara Díaz

Zara Díaz

Psicóloga cognitivo-conductual Colegiado número O-02537 Registro Sanitario número C.2.90/4237 Licenciada en Psicología | Especialista en Terapia de Conducta (Máster en Psicología Clínica) | Especialista en Psicología Educativa (Máster en Orientación Educativa)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *